• contacto4564

Apoyos para “ninis” se desploman en Jalisco

En 2019 pretendían beneficiar a más de 35 mil jaliscienses; en este año sólo hay nueve mil 121 becarios en el Estado


El programa “Jóvenes Construyendo el Futuro” registra recortes presupuestales y metas incumplidas en su segundo año de operación, a pesar de que es una de las principales estrategias para mejorar la calidad de vida de las personas que ni trabajan ni estudian (“ninis”).

El objetivo del Presidente Andrés Manuel López Obrador es beneficiar a 2.3 millones de jóvenes de entre 18 y 29 años; sin embargo, ya cerraron las inscripciones este año y sólo hay un millón 435 mil 097 becarios entre 2019 y 2020.

Por otra parte, la Secretaría del Trabajo federal confirma que el año pasado el Congreso de la Unión etiquetó 40 mil millones de pesos al programa, pero solamente le asignaron más de 25 mil millones en 2020.

La reducción es importante porque podría ser una alternativa para las personas desempleadas por los efectos de la pandemia del nuevo coronavirus.

En Jalisco hay peores noticias. El año pasado pretendían vincular a más de 35 mil jóvenes, pero se quedaron en 18 mil 578. Y en 2020 apenas hay nueve mil 121 becarios, de acuerdo con la página oficial.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) advierte que las reglas e indicadores del programa no cumplen con los estándares, se identifican discrepancias con los objetivos y la mecánica de operación. Y falta claridad sobre las características de los beneficiarios.

Un estudio de la Cámara de Diputados, solicitado por Morena y Encuentro Social, revela que no se ha garantizado la transición de los becarios al ámbito laboral; es decir, cuando podría ser uno de los programas más sólidos ante la crisis económica, no están logrando los objetivos planteados y se “carece de resultados y una estructura operativa”.

“Jóvenes Construyendo el Futuro” es uno de los programas sociales “estrella” del Gobierno federal.

Cierran programa de "ninis" sin cumplir meta en Jalisco

Por segundo año consecutivo aplican un recorte al programa, por lo que están cerradas las inscripciones

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social anunció que están cerradas las inscripciones al programa “Jóvenes Construyendo el Futuro”, el cual tiene una cobertura en dos mil 460 municipios del país. Sin embargo, no se cumplió la meta propuesta para Jalisco, ya que de 38 mil 363 vacantes proyectadas, solamente se cubrieron nueve mil 121 espacios, de acuerdo con la página electrónica oficial. El 61% de los vinculados son mujeres y 39%, hombres.

Además, la cifra está todavía por debajo de los datos de marzo pasado, antes de la pandemia, cuando se reportó que 15 mil 070 aprendices ya habían sido vinculados.

Luisa María Alcalde, secretaria del Trabajo, respondió que han sido beneficiarios un millón 435 mil 097 jóvenes en el país, entre 2019 y 2020. Pero el objetivo era cerrar con 1.5 millones de vinculaciones.

Los Estados con más beneficiarios son: Chiapas (189 mil 827), Tabasco (152 mil 645), Veracruz (150 mil 956), Estado de México (125 mil 076) y Guerrero (96 mil 980). De acuerdo con la secretaria, hay más inscritos en las Entidades con una mayor tasa de desempleo.

En marzo pasado, este medio publicó que la dependencia federal desconocía la información referente al número de aprendices que habían obtenido una plaza definitiva. Y el grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (PRD) aseguró en días pasados que a los mexicanos les cuesta aproximadamente 162 mil pesos crear un empleo del programa, una cifra alta comparada con el bajo índice de efectividad reportado.

Y se remarcó que, así como publicó el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el programa está limitado solamente para entregar el apoyo y no garantiza que después de la beca los jóvenes se incorporen al campo laboral. Por lo tanto, pidieron desaparecer el programa y aplicar los 25 mil millones de pesos, que es su presupuesto, a generar empleos en el país.

Sin claridad de resultados: Coneval

Las reglas e indicadores de “Jóvenes Construyendo el Futuro” no cumplen con los estándares, se identifican discrepancias con los objetivos y la mecánica de operación, además de que falta claridad sobre las características de los beneficiarios, advirtió en junio pasado el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), tras un análisis al programa.

“Lo que ofrece el programa es vincular a los jóvenes con unidades económicas para que reciban capacitación, pero no existe certeza de que la sola vinculación propiciará la inserción de los jóvenes en el mercado de trabajo o su inclusión en actividades productivas”.

Por otro lado, aunque se han diseñado mecanismos automatizados para evitar que un joven que no cumple con los criterios de elegibilidad pueda acceder a los apoyos del programa, detectaron errores en el envío y recepción de fotografías con el código QR, “las cuales se solicitan a los becarios para descartar posibles robos de identidad; es decir, que un tercero ocupe los datos de un joven para gestionar la beca”.

También se encontró que, aunque se busca llegar a las comunidades vulnerables, muchos beneficiados tienen problemas para recibir el pago. Incluso, deben hacer una inversión considerable en viáticos y tiempo para asistir a una sucursal bancaria y retirar el dinero de sus cuentas.

“Por lo que toca a la capacitación, no se dispone de mecanismos operativos ni de personal para revisar y retroalimentar los documentos que contienen los planes de capacitación. Tampoco existen mecanismos operativos, instrumentos metodológicos ni personal para revisar en qué medida se están desarrollando los planes de capacitación y logrando los objetivos definidos en éstos”.

Se supone que uno de los puntos importantes de la capacitación es que los tutores proyecten un plan de capacitación que produzca resultados de aprendizaje específicos en un año, pero esto no se pudo comprobar. Y aunque se cuenta con seguro médico, muchos becarios desconocen los beneficios y el acceso.

Los incluyen a las "Tandas del Bienestar"

La Secretaría del Trabajo anunció la estrategia “Mes 13”, la cual permitirá que los becarios de “Jóvenes Construyendo el Futuro” completen su vinculación laboral, obtengan un empleo, emprendan proyectos para el autoempleo o reanuden sus estudios. Sin embargo, debido a que la pandemia ha provocado un ambiente difícil para la creación de empleos, los participantes en este rubro podrán acceder al programa “Tandas del Bienestar”, que tiene cobertura en dos mil 227 municipios.

Este proyecto consiste en dar créditos a la población que, por diferentes causas, no tiene acceso a los servicios que ofrece el sector financiero para iniciar un negocio o consolidar uno existente.

Los apoyos ofrecen el financiamiento inicial, sin intereses. Se entregan en forma individual a las personas que cumplan los criterios. Luisa María Alcalde explicó que el programa está abierto a personas de entre 30 y 67 años.

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo