• contacto4564

Vendedores de banderas operan como ambulantes, se dicen artesanos

La mayoría de los puestos están afiliados a la familia Barrios, que lidera informales en el Centro Histórico


CIUDAD DE MÉXICO.

El gobierno autorizó 125 puestos de banderas y artículos alusivos a las fiestas patrias para que oferten sus productos del 3 al 17 de septiembre en el Centro Histórico. A 10 por ciento se le permitió colocarse en Zócalo.

Se trata de puestos que tienen todas las características de los ambulantes y pocas o ninguna de artesanos.

En sus estructuras metálicas pueden leerse lonas con la leyenda “Organización en Pro de las Tradiciones y Artesanías Mexicanas A.C. fortaleciendo nuestras fiestas patrias”. Lo cierto es que sólo se trata de la mercancía de temporada, como en su momento pueden ser bufandas, calcetines o juguetes.

Quienes operan los puestos son ambulantes del Centro Histórico agremiados a la familia Barrios.

Comerciantes que no respetaron los lineamientos y calendarios para vender en el Perímetro A durante la actual emergencia sanitaria.

Adultos y menores que aseguran recibir alrededor de mil 200 pesos a la semana y cumplir con un horario de 9:00 de la mañana a 19:00 horas.

Después de la jornada, los puestos son guardados en sitios como un estacionamiento de la calle Independencia y Primer Callejón de Dolores.

LA ORGANIZACIÓN

La llamada Unión de Artesanos y Símbolos Patrios, que encabeza Rubén Jiménez Barrios, hijo de la líder del comercio informal Alejandra Barrios, tiene agremiados a más de 160 familias que vende banderas y adornos.

De acuerdo con reportes de la autoridad, este líder de comerciantes concentra 90 por ciento de los vendedores de banderas durante esta temporada.

Las calles que ocupan son avenida Juárez; López; Independencia y los alrededores del Barrio Chino; Artículo 123; Dolores; Victoria, del Eje Central hacia 16 de septiembre; Venustiano Carranza, y Ayuntamiento.

Dentro del primer cuadro ocupan los portales de Plaza de la Constitución, 5 de Mayo, Madero, Monte de Piedad, Pino Suárez, 20 de noviembre, 5 de febrero y frente a la Catedral Metropolitana.

Aunque Jiménez Barrios asegura que aún elaboran artesanías, acepta que “algunos” de sus agremiados venden productos chinos.

2 visualizaciones0 comentarios